Rotacasa Gartel Rota
Letran Camacho

OPINION

Muertes Absurdas, nuevo artículo de Manuel García Mata

  • Fecha : 23/04/2015

Muertes Absurdas, nuevo artículo de Manuel García Mata


En época de triunfalismo estúpido de la clase política gobernante, que disfrutan quienes les tienen a su servicio, en tanto que lo sujetos pacientes de la crisis-estafa no ven luz alguna, siempre se generan motivos para sacar temas a la palestra.

Desgraciadamente en los últimos días se han producido sucesos aún más trágicos que los que nos aquejan: la muerte absurda, evitable e irracional de seres humanos es tema más importante.

Mientras aquí nos quejamos de que hay cientos de subsaharianos que saltan la valla de Melilla o que consiguen acceder a nuestro territorio jugándose la vida en los medios más insospechadas, otros miles de personas van dejando su vida en el terrible cementerio en que se ha convertido el Mediterráneo en dirección a Italia. No es la cuestión de si son más o menos las víctimas en un lugar u otro, aquí llega aproximadamente el 8% del total de los que alcanzan Europa o quedan en el camino, lo que resulta más escandaloso es que ante el problema lo que se le ocurre a la mayoría de los europeos es pensar en cómo conseguimos que se queden en su tierra, sin querernos acordar de que somos cómplices, y en muchos casos responsables directos, de las causas que provocan la huida de sus lugares de origen. ¿Cuántos muertos son necesarios para que se sensibilicen nuestras conciencias?

Pero la muerte no solo llega del mundo mísero, inhóspito, cruel e injusto, que padecen los inmigrantes de los países asiáticos y africanos que quieren escapar a nuestra Europa. La muerte también campea en nuestra tierra como fruto de la sinrazón y el desatino, este lunes en el Instituto Joan Fuster de Barcelona, un niño de 13 años, haciéndonos recordar otros desgraciados casos, más frecuentes en Estados Unidos, que pudieron haber sido modelo para el suceso de Barcelona, ha acabado con la vida de un profesor y ha llevado el miedo y el dolor a este centro escolar.

Es inevitable que tras el suceso, como es lógico, la gente busque respuestas, para lo que el sistema utiliza todos los tópicos que pretenden que entendamos que esto no es más que un capítulo aislado y que la salvaje agresión del niño de 13 años, tiene la fácil explicación del brote psicótico. No sirve de nada que voces autorizadas dejen claro que la teoría no tiene base científica ninguna y que los propios alumnos, compañeros del agresor, comentasen que llevaban tiempo escuchando al protagonista anunciar lo que desgraciadamente ha ocurrido.

Dentro del insultante buenismo de esta sociedad, el famoso profesor de gimnasia que paró al muchacho, no ha dudado en ofrecer una versión lastimera de la reacción de alguien que ve la que se le puede venir encima. Nadie parece preocuparse mucho de las razones que expliquen la tenencia en el hogar familiar de armas peligrosas, causantes de la tragedia, y de que la familia no advirtiera nada preocupante. Todo parece tener explicación y nadie asumirá ninguna responsabilidad. ¿Las tiene acaso el terror de las personas que vivieron tan escalofriantes hechos? ¿O quizá se puede aceptar con argumentos tan peregrinos la muerte de un profesor, que salió a defender a los primeros agredidos, sin más consuelo para los suyos que la inevitabilidad de los hechos?

Tristeza y dolor, rabia y frustración, impotencia y decepción. Eso es lo que siento yo: No sé lo que sienten otros.

Fuente:





GALERÍA DE FOTOS

Volver

DEJA TU COMENTARIO


Optica Costa Salud
La Moderna
Producciones Cayetano
Pizzeria Carta La Martina Rota
Cash Sur
Cayetano Todo Impresión

© 2021 - Todos los derechos reservados.
Rotadirecto - Su guia de Noticias y Empresas de Rota.