Rotacasa Gartel Rota
La Banana Creativa

Opinión

Otros tiempos, nuevo artículo de Manuel García Mata

  • Fecha : 06/06/2018

Otros tiempos, nuevo artículo de Manuel García Mata



Pocas veces un espacio de tiempo tan corto ha provocado un cambio tan importante. Desde que se conoció la sentencia de Gürtel hasta el triunfo de la moción de censura ha pasado poco más de una semana, son por ello explicables las reacciones de las gentes que han visto totalmente alteradas la percepción y las expectativas que sobre el gobierno de la nación tenían asumidas. Consecuencia de ello ha sido la euforia de quienes simpatizan con la moción y la frustración y el enojo de quienes se sienten fuera de juego. En un país donde la visceralidad es el termómetro de lo que nos importa no se presenta como algo inesperado. Si pudiésemos excluir el mal tono, los insultos y las miles de otras agresiones verbales que salpican los foros de todo tipo, podríamos concluir que resulta de lo más lógico. El problema reside en que no sea el pueblo llano, muchas veces irreflexivo, quienes emplean toda su bilis, eso era desgraciadamente previsible (de un lado y de otro, quede claro); mucho más grave es que desde columnas de opinión o desde tertulias de los medios de comunicación, el fanatismo y el odio se exporten de forma irresponsable al resto de la sociedad: Eso sí que es un tema muy grave. Además, porque, por mucho que fastidie, esto es democracia, como dijo con suma elegancia la ex-vicepresidenta, Saénz de Santamaría.

La sorpresa por el desenlace de la moción puede que no sea tal, de tener en cuenta el hartazgo de casos que ponían contra las cuerdas al gobierno censurado. Si la Gürtel ha sido la espoleta de la explosión no podemos olvidar otros muchos, muy recientemente el de Zaplana y mucho más sensible la aparición de restos humanos del desgraciado accidente del Tupolev. Si hemos de ser objetivos todos estos casos son del gobierno de Aznar, pero la estrategia de negar la mayor ha influido de forma determinante en la caída de Mariano Rajoy.

Han sido muchas las circunstancias que se han conjurado para que el suceso resulte más polémico. La heterogénea composición de quienes han puesto a Rajoy fuera de Moncloa puede ser el principal arma a utilizar por la nueva oposición y para cualquiera que mire con objetividad se le presentará como evidente. Nadie pone en duda las dificultades que se han de derivar en el gobierno para recibir apoyos en sus políticas. En el fondo el objetivo de esa mayoría era expulsar a Rajoy y eso ya lo han conseguido. Tampoco favorece a quien sea o pretenda ser independiente mejorar su opinión si el sr. Rajoy muestra una falta de respeto descomunal al Congreso de los Diputados, ausentándose del hemiciclo una vez visto el cariz que tomaba la iniciativa socialista, y mucho menos la actitud de Rafael Hernando, ¡qué se podía esperar de él!, cargando contra todo el mundo y demostrando su absoluta falta de fairplay. No fue ese el caso de la vicepresidenta, cuando aceptó con educación, el nefasto trato machista que le dedicó Juan Carlos Monedero, realmente lamentable.

Pero quizás mucho más importante que preámbulos y desafortunados hechos anecdóticos, sea el futuro del nuevo gobierno que, nos guste o no, ha de guiar a nuestro país en el futuro próximo.Se han señalado hasta la saciedad las dificultades que se presentan; por ello, sería muy inteligente incidir en los puntos esenciales, conservar en lo posible lo que se haya hecho bien y, también, en buscar soluciones para lo que se ha hecho mal.

Los tres postulados expuestos por Pedro Sánchez muestran precisamente esa línea: mantener los Presupuestos, volver al Pacto de Toledo, para dar una respuesta a las movilizaciones pensionistas, y mejorar las relaciones con Catalunya y las otras Comunidades Autónomas. Después, otro paso lógico, sería sacar adelante todo el paquete legislativo aprobado por el Congreso y que el anterior gobierno tenía bloqueado. Queda claro que el esfuerzo se debe dirigir a las políticas sociales y a recuperar la falta de libertades, que sufrimos, donde se tiene que actuar con decisión. Citar todas las leyes pendientes y otras que urge renovarse o suprimir, sería excesivamente prolijo: La Reforma Laboral, la Ley Mordaza, las referidas a precariedad, desahucios, pobreza energética, salario mínimo y pensiones, renta mínima de subsistencia, reversión de recortes sociales, ley de Igualdad Salarial, eliminación del Techo de Cristal y dotar de mayor pluralidad a los medios públicos de comunicación, son medidas de lo más necesario. Una vez cumplidos estos objetivos, sea antes o después, será el momento de darle la voz a las urnas; pero como pregona un lema muy famoso en Rota: “Sin Prisa, pero sin Pausa”.

Fuente: Manolo A





GALERÍA DE FOTOS

Volver

DEJA TU COMENTARIO


Peluquería Low Cost Rota
Cayetano Todo Impresión
Plaza Nueva Rota
Hazte Donante
Optica Costa Salud
Antiquary Rota
Peloboutique
Cash Sur
Producciones Cayetano
Programación Feria de la Tapa 2018
La Moderna

© 2018 - Todos los derechos reservados.
Rotadirecto - Su guia de Noticias y Empresas de Rota.