Rotacasa Gartel Rota
La Banana Creativa

Opinión

¿El Caos? La Primera a la Derecha, nuevo artículo de Manuel García Mata

  • Fecha : 13/04/2018

¿El Caos? La Primera a la Derecha, nuevo artículo de Manuel García Mata




El máster de Cristina Cifuentes ha venido a trastocar todo el relato en que se sustentaban las buenas relaciones del Partido Popular con Ciudadanos. El descubrimiento por parte de la prensa digital, eldiario.es en primer lugar y después bien secundado por elconfidencial, del intrincado andamiaje montado para justificar un título que acumula mentiras e incongruencias, ha acabado con la prometedora carrera de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, aún no ha perdido el cargo, al menos cuando se está elaborando este artículo, y sí con la confianza que generaba como alternativa a Rajoy. Doña Cristina Cifuentes pasa a ser otro cadáver político de entre los numerosos que genera la capital de la nación, véase Esperanza Aguirre, Ignacio González, Francisco Granados y tantísimas figuras más del bando popular, atrapados en la corrupción, en la trampa y en la falsedad. Pero no solo ha caído Cifuentes, el partido sigue acumulando desprestigio y parece que por fin se le empieza a caer la venda de los ojos a l´s votantes que tan fielmente han sustentado al PP durante tantos años. Los daños colaterales no paran aquí, la imagen de la Marca España sigue ensuciándose aunque esto tristemente parece no preocupar en exceso. Buen ejemplo de esto lo ha sufrido la Universidad Española, en particular la Rey Juan Carlos de Madrid, colaboradora necesaria en esta burda tropelía y que esconde personajes siniestros dispuestos a colaborar en este juego sucio. La esperanza queda en que de todo esto nazca una verdadera purga de gente indeseable, que es un descrédito para la institución ya que es capaz de cualquier cosa si es la orden, la voluntad, el deseo o la sugerencia interesada para el beneplácito de los mandamases políticos de turno. ¡Pobre universidad española, en manos de quienes está en este caso!

A la trama del Mástergate de Cristina Cifuentes, otra más en la interminable lista de casos del PP, se le suman los varapalos judiciales que desde Alemania, en el caso de Puigdemont, y desde Bélgica, con los tres consellers implicados, han venido a contradecir la verdad absoluta con la que creía contar el ejecutivo y el revolcón profesional a quienes desde el mundo de la judicatura sustentan una tipificación delictiva que en Europa se cae por su propio peso. No es fácil encontrar mejor ejemplo de caos, mas puede que la cuenta engorde, el Tribunal de Estrasburgo ha admitido a trámite la querella de los pensionistas españoles por el imcumplimiento constitucional en la subida del 0,25%.

En esas estamos y las relaciones con C´s siguen funcionando en vaivén, como el péndulo del reloj o mejor como el botafumeiro de la catedral de Santiago, que queda como más nuestro. La crónica es de todo el mundo conocida.

Desde que en Septiembre se abrió el melón del procès en las relaciones entre los dos partidos hermanos de la derecha se han ido produciendo enormes bandazos entre el amor y el desamor. Los celos que suscitaron la distinta reacción de la población catalana, partidarios de la permanencia en España, que hicieron crecer hasta el éxito a las filas que capitaneaba Inés Arrimadas, mientras castigaba en la práctica con el ostracismo a los populares de Xavier García Albiol, provocaron la pérdida de la compostura de las figuras del PP, a quienes se les llenaba la boca de pestes contra C´s.

Ciudadanos, aconsejados sabiamente por sus mentores, echaron pelillos a la mar con todos aquellos ataques que desaforadamente vertieron contra la formación naranja: La Cobra (Rafael Hernando), Sáenz de Santamaría, Maroto, Martínez Maíllo y hasta el mismo Montoro, que despotricaron largo y tendido contra estos y, cómo no, el Sr. M. Rajoy, supo darle otra ración más de celos ideológicos. El ascenso como la espuma de Albert Rivera y su muchachada, bien equipados de boutique de moda, había sido de difícil digestión. Tampoco sería nada extraño descubrir que los mismos que suavizaron la soberbia naranja, apaciguaran la cólera conservadora.

Todo hacia esperar que eso no fuera más que un canto al pasado, C´s y PP estaban más amigos que nunca, su amor eterno rendido al artículo 155 de la Constitución, pronto daría más frutos. Los Presupuestos Generales del Estado serían el vals que los hiciera bailar amorosamente entrelazados. No podrían los separatistas vascos, compinchados con los catalanes, aguarles la fiesta; hasta el PSOE les podría echar una manita.

El PP y C´s se esforzaban por agradarse, como ejemplo la eliminación de la senadora Pilar Barreiro, que parecía crear una nubarrón en tan intenso idilio. Pero los acontecimeintos de los últimos días y la pésima gestión de ellos por parte del partido popular han vuelto a poner las cosas en el lado oscuro. El encuentro en Sevilla de todas las altas esferas populares, que pretendía relanzar las ilusiones electorales, se ha visto desbordado por el caso Cifuentes y peor aún por los ataques, otra vez contra los otros partidos, contra Podemos y PSOE se puede entender, pero contra C´s no tiene ningún sentido.

Lllegados aquí, el hartazgo del partido de Rivera ha sido tal que ya han anunciado que no les aguantan más. Así que, o fulminan a la presidenta madrileña ipso facto o el futuro de gobierno está en el aire, no olvidemos el tema fundamental de los presupuestos.

El caos en que vive el gobierno y sus partido no parece que les vaya a traer nada bueno. El tiempo, y tiene que ser ya, dictará su sentencia, mientras tanto el PP cayendo y C´s subiendo. ¿Puede haber amor en estas condiciones?

Fuente: Manolo A





GALERÍA DE FOTOS

Volver

DEJA TU COMENTARIO


Cayetano Todo Impresión
Peloboutique
Producciones Cayetano
Hazte Donante
Cash Sur
Programación Feria de Rota 2018
La Moderna
Antiquary Rota
Peluquería Low Cost Rota
Optica Costa Salud
Plaza Nueva Rota

© 2018 - Todos los derechos reservados.
Rotadirecto - Su guia de Noticias y Empresas de Rota.