Rotacasa Gartel Rota
Letran Camacho

OPINION

No es lo mismo, nuevo artículo de Manuel García Mata

  • Fecha : 31/03/2017

No es lo mismo, nuevo artículo de Manuel García Mata


No Es lo Mismo

No se puede poner en duda que los largos años del felipato llevaron la esperanza de un cambio en este país a las más altas cotas de decepción: España, desgraciadamente para sí misma, siempre fue presa de mayúsculas desilusiones; la anterior a esta, la que se denominó "el desencanto". Este fenómeno, para quienes no lo vivieron, fue la sensación que reinó entre quienes esperábamos que, con la llegada de la democracia, este país fuese realmente diferente a aquella cueva oscura en que nos sumió el franquismo. Indudablemente no se va a afirmar aquí que el régimen del 78 fuese lo mismo que la dictadura franquista, pero era tanto lo que se esperaba y tan poco lo que se consiguió que el mejor resumen de aquello lo expresaba el refrán "Para este viaje no se necesitan alforjas". Como se anunciaba, la segunda gran frustración para este pueblo fueron los años de gobierno de González, el felipato, que dio un colosal garrotazo a las esperanzas.

Tan grave fue el efecto que desde entonces el PSOE es un barco a la deriva. Tanto impactó al votante que la sangría se ha vuelto endémica. Solo el exceso, la torpeza, la prepotencia y, sobre todo, el abuso de la mentira de Aznar y de su séquito, permitieron el paréntesis que trajo a Zapatero para recuperar la confianza. De José Luis ya se ha dicho todo lo que se tenía que decir, así que no es cuestión de extenderse. Valga el recuerdo de sus buenas intenciones en mucho de lo que hizo, pero su defección quién sabe a qué se debiera, para mí que los cavernícolas del baronazgo rosa tuvieron mucho que ver, y desde entonces Zapatero pasó como alma en pena, perdido en la inopia de su segunda legislatura y tratando de reivindicarse con lo más rancio de la torcida gubernamental oficial, vocacional de la oposición. Con estos antecedentes, y fruto de las maquinaciones de la mano negra colegiada que decide en el PSOE, a Sánchez le fue permitido su acceso, hoy dicen que interino, a la Secretaría General del partido. Si bien Pedro tuvo sus luces y sus sombras, las opciones de gobierno de PP-PSOE, eran, como ocurre en este mundo neoliberal que nos ocupa, dos opciones donde los cambios de uno y otro eran nominales y acaso retóricos, absolutamente iguales en sus efectos. Por ello el madrileño, consciente de que cambiando esto era la única manera de recuperar las posibilidades de parar la sangría de apoyos de la ciudadanía, decidió dar un giro que aportara ilusión.
Pero quien manda manda y no se lo iban a consentir. El mantra de los resultados electorales, utilizado torticeramente, ya que en las anteriores no existía ninguno de los dos nuevos partidos, es el argumento del que abusar para atacar a Sánchez. Ejemplo, el bochornoso espectáculo del Comité Federal, la destitución de Pedro y el esperpento de la gestora, extendiendo la alfombra para que la heredera del felipato tomase las riendas.
El proceso previo a las primarias ha ido acumulando broza y lo que se nos presenta en ellas son tres opciones, muy a tener en cuenta. La sorpresa la dio Patxi López, autoexcluido hace unos meses con sus razones convincentes y todo, que sale a la palestra muy bien recibido por la gestora susanista, pues es un torpedo en la línea de flotación del sanchismo, ya que trata de agrupar a socialistas críticas y como consecuencia debilitar las fuerzas de Pedro Sánchez. De él ya se sabía que optaría por la Secretaría, nunca lo negó; pero eso sí, contra la gestora y contra la caverna del Felipato, lleno de dinosaurios de amargo recuerdo, Rubalcaba, Leguina, Corcuera, Ibarra, Guerra, Bono, Chacón, Pepiño, Felipe, Caballero, Valenciano, Matilde Fernández,... y los barones actuales, Lambán, Fernández Vara, Page, Puig, etc, etc, etc. pero con un activo que preocupa a las esferas de poder del partido, el apoyo de amplios sectores de las bases, que son quienes deciden. En tercer lugar, Susana Díaz, con el aval de las viejas glorias y de quienes mueven los hilos que tendrá que hacerse muy evidente para que esta sucesora designada por el nefasto Felipe González. Pues si la esperanza del PSOE está en el cambio que recupere la ilusión del electorado no creo que Díaz lo represente. Susana es más de lo mismo y peor, es el ejemplo de que el aparato del PSOE no quiere cambio alguno y que con ella se reivindica todo lo que ha alejado al histórico partido de lo que se planteó al nacer.¿Que te apoye toda la prensa del bipartito, incluida la derecha más reaccionaria es alguna garantía de confianza para quien se sienta realmente socialista? [véase la unanimidad de las portadas de la prensa oficial (la Razón, ABC, El Mundo, El País) con Susana tras su presentación]. Con todo lo que se quiera decir, Pedro Sánchez es otra cosa. La militancia socialista ha mostrado sus simpatías hacia él, aunque ahora tendrá que aguantar las andanadas de toda la batería de los poderes fácticos interesados en que Díaz se haga con el cetro de la calle Ferraz.

Una militancia que hay que tener en cuenta. El que suscribe, con conocido pasado socialista, se atreve a decir que, de la gente conocida de Rota, considero mucho más válida y más comprometida a la gente simpatizante con Sánchez que a la de Díaz. De estos, mayoría amplia en las altas esferas del ayuntamiento, por sus obras les conoceréis...o quizá ya les conozcamos.

Manolo A

Fuente:





GALERÍA DE FOTOS

Volver

DEJA TU COMENTARIO


Peluquería Low Cost Rota
Cayetano Todo Impresión
Optica Costa Salud
La Moderna
Producciones Cayetano
Cash Sur
Plaza Nueva Rota

© 2020 - Todos los derechos reservados.
Rotadirecto - Su guia de Noticias y Empresas de Rota.