Rotacasa Gartel Rota
Letran Camacho

OPINION

Brexit o Europa a la Carta (más alta), nuevo artículo de Manuel García Mata

  • Fecha : 21/02/2016

Brexit o Europa a la Carta (más alta), nuevo artículo de Manuel García Mata


Es muy posible que los españoles hayan perdido muchas cosas a lo largo de su historia, pero al menos lo que las clases humildes nunca perdieron fue el humor. Recuerdo que en los duros tiempos del franquismo, cuando en los barrios pobres costaba llegar a fin de mes, se pusieron de moda chascarrillos como aquel que decía :“-En mi casa comemos a la carta- Cuando el oyente mostraba su extrañeza, se aclaraba la situación – A la carta ...más alta. Quien la saca come, el resto mira”

No estamos para chistes y, salvando las distancias, desgraciadamente parece que en cuanto a la situación de pobreza nos acercamos a pasos agigantados a aquellos tiempos, sino incluso los hemos superado por debajo.

Pero antes la situación de aislamiento que sufría nuestro país y la poca simpatía que despertábamos en el mundo nos hacía más fácil comprender que estas dificultades se irían solucionando con nuestro acercamiento al mundo, que poco a poco se vislumbraba en lontananza. En cambio, ahora ese espejo donde mirarnos, aunque fuera a través de la cristalera del escaparate, no nos refleja con la misma esperanza. Estamos donde soñábamos, en Europa, y en cambio, como en un distorsionado “déjà vu”, deambulamos en parecidos derroteros.

Europa fue un sueño que la mayoría asociábamos a la escapada hacia adelante hacia un mundo feliz que nos hiciera olvidar tiempos pasados. Por y para ello fuimos capaces de renunciar a muchas de nuestras ilusiones y por eso la desilusión es aún mayor. En nuestra insatisfecha esperanza el concepto de Europa era muy ilusionante, tanto como para que cuando todo el mundo empezaba a ver claramente que aquel cuento que nos habían narrado medio dormidos, como deben ser los cuentos, se desvanecía como otros mitos infantiles; España seguía apostando por el futuro europeo. En 2005 cuando se votó la Constitución Europea, de los 25 países que componían la UE en el momento, solo cuatro celebraron el referéndum; mientras en Francia y Países Bajos lo rechazaban, con diez puntos y veintitrés, respectivamente, Luxemburgo lo aprobaba por catorce y nosotros, con cerca de sesenta puntos de diferencia del Sí con el No; el resto o lo aprobaron en los Parlamentos, que siempre resulta más fácil, o el rechazo de franceses y holandeses les evitó el mal trago.

Desde ese mismo momento el mito se derrumbaba y solo quedaba, y queda, cargar con la cruz que se nos echó encima.

Ahora, mientras desde Europa se nos dice, como a los demás países del Sur, lo que tenemos que hacer y a cumplir sin rechistar, Gran Bretaña pone en jaque a todas las autoridades comunitarias para ofrecerle cobertura legal a todas las exigencias que ellos imponen, ya que de no ser así están dispuestos a plantear un referéndum en el que, si Cameron no se faja con los partidarios de permanecer en la Unión Europea resultara casi imposible evitar el temido “Brexit”, que es como se denomina la temida huída de Europa de la Gran Bretaña.

Y de aquí al inicio del escrito en salto mortal sin red. Gran Bretaña tiene una Europa a la carta, de cinco tenedores como poco; España, Grecia, Portugal e incluso Italia, vivimos de menú, nos jugamos a la carta más alta, de los recortes, de la precariedad, de la exigencia del cumplimiento inflexible del objetivo de déficit.

Puede que desde el punto de vista de los ingleses, que lo que buscan es que les permitan legalizar su política restrictivas con los extranjeros en las leyes europeas, cerrando incluso el espacio Schengen si así fuera necesario, es comprensible que quieran preservar su estado del bienestar.

Pero aquí hay algo que no cuadra, nos vendieron una Europa, hermana gemela de los Estados Unidos de América, y lo único que hemos conseguido es crear un monstruo que sacraliza las diferencias, entre países, entre clases sociales y últimamente hasta raciales.

Uno que es dado a refranes, que aprendí de mi abuela, recuerda aquel que decía: “Para este viaje no se necesitan alforjas”

Fuente:





GALERÍA DE FOTOS

Volver

DEJA TU COMENTARIO


Cash Sur
Producciones Cayetano
Plaza Nueva Rota
Optica Costa Salud
Cayetano Todo Impresión
La Moderna
Peluquería Low Cost Rota

© 2020 - Todos los derechos reservados.
Rotadirecto - Su guia de Noticias y Empresas de Rota.