Rotacasa Gartel Rota
Letran Camacho

OPINION

El Marrón de Marruecos, nuevo artículo de Manuel García Mata

  • Fecha : 16/04/2015

El Marrón de Marruecos, nuevo artículo de Manuel García Mata



Decir que España debe tener relaciones de buena vecindad con Marruecos puede parecer una obviedad, pero a veces entenderse no resulta tan fácil.

A pesar de todo ello, en España se han mantenido unas buenas relaciones con Marruecos, los marroquíes asentados en España han sido bien recibidos y solo con los problemas ocasionados por la amenaza yihadista de los últimos años, parece haber crecido la desconfianza hacia este núcleo importante de emigrantes de este país. Ni la continua responsabilidad de bandas organizadas marroquíes en el tráfico de drogas y de inmigrantes a través de su frontera hacia España, han provocado apenas reacciones negativas hacia ellos.

En cambio, de Marruecos, salvo las declaraciones vacías e insubstanciales de amor fraterno entre loa miembros de la realeza alauita y nuestra familia real, los posibles beneficios cada vez son menores para España. Si hay un ejemplo de lo más sangrante es el caso de la pesca, donde las exigencias para los pescadores españoles, condicionados a las prebendas obtenidas de la Unión Europea, han llevado al exterminio de uno de nuestros sectores más productivos. Mientras los principales puertos pesqueros andaluces sirven de cementerio de barcos, de puestos de trabajo, de futuro e ilusiones, las empresas, muchas de ellas montadas con ayudas públicas, se deslocalizan para irse a asentar en gran número al país vecino. Si algún beneficio se puede suponer que obtiene España no es otro que la colaboración de lo más interesada en el control de fronteras, empleando contra los inmigrantes los métodos que aquí no estamos dispuestos a permitir.

Con todo ello, la actualidad nos trae dos noticias que ponen en primera plana la relación entre los dos países: la muerte de dos espeleólogos españoles en el Atlas marroquí y la decisión del juez Ruf de procesar a once altos cargos de Marruecos por delitos de genocidio, cometidos en el Sahara Occidental con personas con DNI español desde los años 1975 a 1992. En el primero de los casos el mal entendido orgullo nacional, que ha impedido que las autoridades marroquíes fueran capaces de admitir su incapacidad para actuar de forma eficaz en el rescate de los espeleólogos, ha ocasionado al menos la muerte de uno de ellos, al impedir que actuaran los especialistas enviados por España, que solo cuando ya era inevitable el desenlace, permitieron su actuación. En el caso de los altos cargos acusados por Ruf, los delitos de torturas y de lesa humanidad, amparado en el Derecho Internacional, a pesar de las restricciones que el Gobierno Rajoy impuso a la Ley de Justicia Universal, contra ciudadanos con DNI español, a quienes aplicaron las más horribles torturas.

Ante tales hechos tan graves, la respuesta que ha dado el gobierno español, por boca de García Margallo, ministro de Exteriores, se limita a decir que se ha abierto una investigación en Marruecos por el primero de los casos. ¿Es extraño que las familias de los afectados acusen a Marruecos de asesinato y al gobierno español de connivencia? Y que en el segundo trivializa con la postura del Juez, diciendo que busca su gloria personal.

No creo que sea para estar satisfechos de cómo se conducen temas tan espinosos y por la experiencia no se aventura que esto tenga miras de solucionarse.

Fuente: Manuel García Mata





GALERÍA DE FOTOS

Volver

DEJA TU COMENTARIO


Plaza Nueva Rota
Optica Costa Salud
Cayetano Todo Impresión
Producciones Cayetano
Peluquería Low Cost Rota
La Moderna
Cash Sur

© 2020 - Todos los derechos reservados.
Rotadirecto - Su guia de Noticias y Empresas de Rota.